7 de jun. de 2010

RUTA DEL VOLCAN CHINYERO. TENERIFE

Este pasado sábado día 04-06-10 hemos realizado la ruta del volcán Chinyero.  Transcurre básicamente entre pinar canario y coladas volcánicas, aunque también podemos encontrar plantas como el poleo, vinagreras, brezos, jaras, codesos, corazoncillos, etc. En cuanto a la fauna nos puede acompañar el canto de los pinzones, aunque a veces sean difíciles localizar, están ahí.
El volcán Chinyero está ubicado dentro de los límites municipales de Santiago del Teide. Ha sido la última erupción volcánica que ha tenido lugar en Tenerife (1909).
La ruta tiene una distancia de unos 10 km aproximadamente con una duración de unas 6 horas a ritmo lento, incluyendo descansos y comida. Es un trayecto de dificultad baja y muy seguro. Está perfectamente señalizado y acondicionado. Presenta desniveles suaves en todo el recorrido. También en esta jornada nos tocó un "sol de justicia", menos mal, que el aire era algo fresco. La ruta tiene una trayectoría, en su mayor parte, circular. Comenzamos y terminamos en el mismo punto, es decir, en el Parque Recreativo de Arenas Negras.


CONSULTAR:
    * Álbum FOTOGRÁFICO. Ver algunas fotos sobre el MAPA.
    * Mapas de la ruta:
             * Mapa de la RUTA ver o descargar (Google Earth,
                formato kml).
             * Track para GPS ( formato gpx ).
             * Descargar mapa en FORMATO PDF obtenido del GPS.
    * Otros enlaces de interés:
             *  Wikipedia.
             *  Gobierno de Canarias.
             *  Ayuntamiento de Santiago del Teide.
             *  Blog de Francisco Fariña.

8 comentarios:

atrifolio dijo...

Don Francisco, ¡qué emoción!, pisar sobre la penúltima erupción de un volcán en Tenerife, porque la última todavía no ha tenido lugar, esperamos y deseamos que Ud. pueda fotografiarla tan bién como lo ha hecho con nuestro Chinyero de un mes de noviembre de 1909. Ya se han cumplido más de cien años, así qué más pronto que tarde tendremos Chinyeritos para disfrutar.
Salud-os

Francisco dijo...

Don Atrifolio!!
Vivir sobre tierra volcánica tiene estos riesgos y saber convivir con ellos lo más importante.
La verdad que cuando hice el recorrido me vinieron a la mente infinidad de recuerdos sobre el Teneguía, pues tuve la suerte de vivirlo en directo, es más, el día de la erupción estaba precisamente en Fuencaliente, así que imáginate... sólo me faltó la cámara fotográfica...

Un saludo !!

Abilio dijo...

Recuerdos de una ruta guiada, donde el guía se dio a la fuga y nos quedamos dos profesores con 80 alumnos, cinco horas de pateo con una alumna accidentada no se olvida fácil, pero al desayunar hoy con estas maravillosas fotos, se me ha borrado todo de repente y sólo me queda la satifacción de haber compartido esos volcanes , aunque el Teneguía siento decirle que ocurrió en 1.971, en el siglo pasado, oiga Sr. yo no había nacido aún, aunque he soñado haber estado toda una noche muy cerca y al otro día, muy temprano caminé a su encuentro y estuve a 2 metros de la lava, menos mal que desperté luego, ¡Qué gozada! si hubiera sido cierta.
Un abrazo.

María dijo...

Espectacular como siempre el reportaje fotográfico que has realizado. Con cada instantánea nos acercas a nuestra tierra canaria.

Saludos cordiales.

rkl dijo...

Increíble que nuestra tierra de para tanto. Será que menos es más o que debes encontrar bello todo lo que puedas como recordaba Van Gogh.

Ionix dijo...

Incomparable marco, luz preiciosa, que puedo decir de este paraje... fascinante-.

Roque Chico dijo...

¡¡¡Jo tío!!! ¡¡que pasada!! ¿y pueden ir los de la tercera edad sin que se ofenda Miguelina? ¡Ah! que no fue, que raro ¿no? ¿por qué sería?
P'a la próxima m'apunto. Me "yevan"
Gracias Francisco por tus comentarios y tus fotonas. Y un saludo para todos los senderistas de ese fantástico grupo que sábado tras sábado patean los variopintos caminos de nuestra geografía canaria.
Un saludo

vicente dijo...

Fantastica ruta. Se me hizo un poco larga, pues había mucho calor, pero nada que no se pueda resolver con algo de agua.

Sigue así, me fascinas.